Domingo Parra

Domingo Parra fue consejero delegado del Banco de Valencia desde 1994 hasta su destitución en octubre de 2011, siendo sustituido por Aurelio Izquierdo.

Según el Economista: la gestión de Parra está salpicada por operaciones ruinosas como la compra de la piscifactoría del exministro Antoni Asunción (PSOE), que le ha causado un agujero de 11,8 millones o la compra de la inmobiliaria Costa Bellver, que era propiedad de Eugenio Calabuig, amigo de Parra y presidente de Aguas de Valencia. El banco y Calabuig controlan el 63 por ciento de Aguas de Valencia a través de Inversiones Financieras Agval, creada exprofeso para eso. Sin embargo, en verano de 2009, con el mercado inmobiliario cuesta abajo, IF Agval decidió invertir en ladrillo y junto a Bancaja Hábitat, filial de la caja, compraron el 82,9 por ciento de Costa Bellver por 107 millones, cuando su activo era de 10 millones y su patrimonio neto de 3,2. El auditor de IF Agval cuestionó la operación y accionistas del Banco la criticaron durante la última junta. Sólo en 2009, Costa Bellver causó pérdidas de 13,1 millones a Bancaja Hábitat.

Otra polémica decisión de Parra fue prestar 3 millones de euros a su amigo el expresidente balear Jaume Matas para que pagara la fianza con la que evitó la cárcel. El banco intentó aparentar que la mitad del préstamo lo ponía la Caja de Arquitectos, que lo desmintió. Matas no ha pagado y el banco ha tenido que embargarle varios inmuebles.

Recientemente, el diario El Mundo CV (6/05/12) ha publicado que en octubre de 2005 Domingo Parra constituyó junto a Aurelio Izquierdo, entonces directivo de Bancaja, la mercantil Gestor Inversiones 1ZPA (la suma de las primeras sílabas de ambos apellidos), que se dedicaba a ida compraventa y administración de acciones y participaciones por cuenta propia. Los últimos datos económicos de 1ZPA remiten a los años 2008 y 2009 en el primero de ellos la sociedad obtuvo un resultado de 9,28 millones de euros gracias a la enajenación de instrumentos financieros por valor de 12,37 millones de euros; el Banco de España está investigando la financiación por parte de la antigua Bancaja de la actividad de esta mercantil.

Domingo Parra tenía una indemnización de 7,5 millones de € en el Banco de Valencia que fue paralizada por el FROB.

La Junta General de Accionistas del Banco de Valencia del 14 de mayo de 2012 aprobó una acción de responsabilidad social contra él y el resto de consejeros designados por Bancaja.