María Dolorés Amorós

Mª Dolorés Amorós entró a trabajar en la CAM con 20 años, en 1982, como administrativa de una oficina. En sólo 10 años, sin titulación universitaria, ascendió a las oficinas centrales y se convirtió en la mano derecha de Juan Antonio Gisbert, y consiguió un cargo de directiva en la caja. Posteriormente, se diplomó en empresariales y tituló en económicas, que no obtuvo hasta ser directora adjunta de Roberto López Abad en 2001.

En noviembre de 2010 es nombrada directora general de la CAM en sustitución de Lopez Abad. El 22 de julio de 2011 la CAM es intervenida por el FROB, y destituida el 28 de septiembre por el FROB, sin derecho a la indemnización que tenía pactada de 10 millones de € que reclamo en el juzgado y además fue acusada de falsificar las cuentas de la entidad .

Amorós está siendo investigada por el Banco de España, y tiene una querella admitida en la Audiencia Nacional.